General, Propósitos

Obsesionado con el tiempo

He estado releyendo el blog y he sacado algunas conclusiones:

  • Soy un tostón.
  • No cumplo lo que prometo (y eso que son promesas a mí mismo).
  • El blog no tiene nada que ver con la informática (que era la intención inicial).
  • Y, last but not least, estoy obsesionado con el tiempo.

Voy a explicarme. ¡No es que haya sido una sorpresa! Esta obsesión mía con el tiempo viene de hace ya mucho. Pero no sabía que fuera tan notable en este blog.

Sobre lo de tostón, quizá sea una preocupación innecesaria. Al fin y al cabo si alguien lee lo que escribo es porque quiere. Así que voy a darle la vuelta a la tortilla. A partir de ahora, y en lo que a mi respecta: para quien quiera que lea algo de lo que escribo seré chu-chu-chuli (o al menos no tan tostón como me imagino).

Con lo de no cumplir mis promesas … En fin, hay varios posts con un año de diferencia y todos tienen algo en común: prometo o aseguro escribir más a menudo. Así que, voy a dejar de prometerlo y fin del problema.

Y finalmente, sobre la temática del blog. Creo que voy a seguir tal cual. Está claro que esto no va de informática (al menos exclusivamente). Pero en un par de entradas he conseguido una mezcla, entre retrospección, nudo mental e informática, que me ha gustado. Así que por ese lado: ninguna novedad en el frente.

PD: He añadido “obsesionado con el tiempo” a la cabecera del blog.

Standard

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *